Fontana de Trevi

La Fontana de Trevi, la fuente más romántica del mundo

Cuando hablamos de La Fontana de Trevi es inevitable no pensar que es la fuente por antonomasia, y posiblemente, la más hermosa e impresionante del mundo.

Para conocer su historia, debemos remontarnos a la época del emperador Augusto, atendiendo a una leyenda que narra que fue una extraña doncella la que mostró a Agripa el lugar en el que estaba el preciado manantial, alejado del centro de Roma.

Al encontrarse lejos del emplazamiento de La Fontana di Trevi, era necesario una obra de la ingeniería romana para transportar el agua del manantial a la ciudad y es entonces cuando Agripa construyó un acueducto llamado Acqua Virgo, en honor a esta misteriosa doncella, para realizar dicha empresa. La obra fue terminada en el año 19 a.C.

Fontana de Trevi: Construcción

En un primer momento el proyecto estuvo a cargo de Bernini por orden del Papa Urbano VIII en el año 1629, por eso alguna de sus piezas escultóricas se le acreditan a Gian Lorenzo.

Ya en el año 1731 Nicola Salvi adquirió los derechos de construcción y esculpió casi la totalidad de la fuente, pero al morir a causa de su deteriorada salud, tuvo que finalizar la obra Giuseppe Pannini, quien culminó la obra en el año 1762.

Puede que su característica más relevante sea el contraste que produce el gran volumen del monumento en relación a su entorno, ya que se encuentra en una estrecha plaza y la Fontana de Trevi se encuentra casi oculta entre callejuelas: algo que hace que al encontrarse de repente con ella uno quede fuertemente impresionado.

Marcharse de Roma sin admirarla debería de ser imperdonable, no en sentido literal claro está, pero es que esta obra es una maravilla en mayúsculas.

Admirarla un buen rato, sentarse frente a ella, lanzar unas monedas… este canto al agua y a la vida misma produce un mar de sensaciones a todo aquel que la contempla. No pierdas la oportunidad de hacerlo en tu visita a Roma

La Fontana de Trevi y las monedas

Esta tradición viene a raíz de la realización de la película “Tres monedas en la fuente”, de 1954, y que asegura que “si lanzas una moneda volverás a Roma. Si tiras dos monedas encontrarás el amor con una ragazza italiana (o italiano). Y si arrojas tres monedas te casarás con ese amor que has conocido”.

Todos saben que el ritual carece de fundamento, pero, ¿quién es capaz de resistirse? Quizás no sea solamente la fuente más bonita del mundo sino también… ¡La más rica!

Si deseas visitar la Fontana de Trevi te recomendamos que lo hagas al menos dos veces, una con la luz del día y otra por la noche, es impresionante el contraste entre ambas estampas. Las dos merecen la pena.

Para finalizar, decirte que si te gustaría saber más detalles en profundidad sobre la famosa fuente e indagar además en la Roma Renacentista, no dudes en contactar con nosotros, tenemos unos tours magníficos hechos a tu medida.

Y tú, ¿cuántas monedas vas a echar a la fuente?

⬇️ Conoce la Fontana de Trevi en este vídeo ⬇️

Deja tu comentario

Your email address will not be published. All fields are required.