Empleada

Napoleone Bar

Despertarse en la Ciudad Eterna, es sentir en el aire ese delicioso olor a café que inunda las ruidosas calles de Roma, mientras observas como se forma un gran conjunto perfecto entre las ruinas del imperio romano y la metropolis actual. Si de desayunar se trata, las propuestas que ofrecen los bares son tantas… Que no basta una vida entera para probarlas.

Sin duda, el desayuno es uno de los mayores placeres para comenzar con buen pie el día. Para hacerlo a la manera romana se necesita un buen café junto a un delicioso cornetto. Si eres amante del café, sentirás estar en la ciudad de tus sueños. De ser lo contrario, igualmente debes probar al menos una pequeña taza, ya sea un caffe macchiatto o corretto, justo para aquellos que prefieren los gustos más fuertes.

Casi en toda avenida, calle o esquina te encontrarás un café.

¿Cómo saber cuál escoger?

Primero que todo, cuidado con los bares cercanos a los monumentos históricos, sea a la salida del Pantheon o del Foro Romano, sobretodo porque ofrecen una hermosa vista y puede pasar que no tengan buena calidad en sus productos, incluyen precios obviamente más elevados al standart normal. Debes ser precavido, si realmente deseas vivir la experiencia como toda una persona local. Te recomiendo desayunar en esos bares donde mayormente ves italianos de pie tomando el café al banco.

Como lo es «Napoleone Bar» ubicado en la Via Giuseppe Mazzini. Quisimos saber parte de sus secretos, motivo por el que fuimos a hablar con uno de sus dueños, Frabrizio Zagarella, para que nos contara cómo hace para enamorar a cada uno de sus clientes que van casi a diario. Al entrar al bar todos lo saludan y llaman por su nombre «Fabrizio», justo él es quien nos cuenta como ha llegado a ser un punto de referimiento entre todos los abogados, comercialistas, ejecutores del canal RayTv e italianos que viven y trabajan por esa zona.

Dulces Napoleone Bar
Especialidades de Napoleone Bar

“Socievole”

“Sociable” esas fueron sus palabras para describir el encanto del pequeño bar que lleva junto a su socio Alessio Lombardi, quienes llevan dos años dirigiendo este espacio que les ha dado resultados gratificantes. Cuáles resultados, calidad y clientes felices. Ofrecen desde desayunos, cornettos artesanales entre otros dulces realizados por el mismo, como sus deliciosos cannolli fritos rellenos de crema, chocolate o Nutella.

Empleada

En mano de una de sus empleadas, la polaca Anna Tkaczyk, nos muestra la bandeja repleta de estos deliciosos canollis.

Al mediodía ofrecen almuerzos, con un menú variado, que cambian de acuerdo entre la semana para buscar innovar sus platos desde pasta, gnocchi, ensaladas, arroz con diversos contornos, entre otros.

Platos de Napoleone Bar

Zagarella afirma que más que un trabajo para ellos este bar es una pasión.

Con esa misma pasión que mueve a Fabrizio, poco a poco, nosotros te contaremos los sabores que esconde esta gran ciudad.

Deja tu comentario

Your email address will not be published. All fields are required.