Basílica de San Pedro

Basílica de San Pedro: arquitectura, análisis e historia

En este artículo que te traemos el día de hoy vamos a adentrarnos en la historia de la Basílica de San Pedro, a realizar un análisis de su arquitectura y mostrarte más curiosidades de ella. Sigue leyendo.Antes de nada, señalarte que la capital de la región Lacio de Italia, es decir, Roma, fue fundamental en la construcción de los cimientos de la cultura occidental, ya que junto a la Antigua Grecia asentaron las bases de nuestro porvenir.
Asimismo, tienes que saber que uno de los aspectos imprescindibles a lo largo de toda la historia ha sido la religión, y aquí en Roma, encontramos las principales sedes de la religión cristiana/católica desde los inicios de la larga trayectoria del Papado: la Catedral de San Juan de Letrán y la Basílica de San Pedro.

Basílica de San Pedro: la construcción más monumental del catolicismo

La Basílica de San Pedro se encuentra en la Ciudad del Vaticano, un estado independiente dentro de la capital de Italia, y es la construcción más extraordinaria del catolicismo. La nueva basílica de San Pedro ocupa 2,3 hectáreas, y posee más de diez mil metros de elementos decorativos en su interior, además de albergar la cúpula más alta de la historia con casi 140 metros de altura.
Éstos son algunos datos de las proporciones de la majestuosa construcción que se llevará a cabo durante 176 años, mediante cinco grandes proyectos entre los cuales destacan las figuras de Bramante, Rafael Sanzio o Miguel Ángel Buonarroti.
Igualmente, cabe añadir la figura de Gian Lorenzo Bernini, quién diseñará cada uno de los detalles de la fachada frontal con la intención de encontrar la sintonía perfecta entre la basílica y la plaza de San Pedro.
En la parte exterior de la construcción se aprecian cada uno de los detalles artísticos del periodo barroco de la mano de Bernini. Entre los cuales podemos destacar: las 11 esculturas de los apóstoles con la ausencia de San Pedro, además de las 2 esculturas añadidas de Jesucristo y Juan ‘el Bautista’.
Es posible admirar también dos relojes en cada uno de los extremos que siguen la tradición etrusca de marcar el número cuatro con cuatro barras en vez de imitar el sistema numérico romano latino. Un importante detalle es que las agujas de los mismos no coinciden, ya que uno de ellos es un reloj solar y evidentemente sólo avanza con los rayos de luz.
De otro lado, Bernini supo jugar muy bien con el efecto visual, y lo hizo de una forma elegante y sutil, quitando las estrías al fuste de las 8 columnas frontales, para que nuestra visión no dé protagonismo a las columnas y preste mayor atención a los balcones principales.
A destacar también, los accesos a la misma basílica, donde encontramos 5 puertas de entrada, cada una de ellas con una relevancia histórica. Éstas son conocidas como la puerta de la Muerte, puerta del Bien y del Mal, puerta Central, puerta de los Sacramentos y la puerta Santa.

¿Cómo entrar en la Basílica de San Pedro?

Para acceder a la basílica entraremos por Vía Conciliazione, donde nos llevará directamente a los brazos acogedores de la plaza de San Pedro, un diseño exclusivo de Bernini.
La plaza de San Pedro es una obra de ingeniería magnífica de Gian Lorenzo Bernini, ya que salva un desnivel de 11m que teníamos desde la parte alta de la colina vaticana, lugar donde situamos actualmente la nueva basílica, y el lugar donde empieza la misma plaza.

Plaza de San Pedro

Plaza de San Pedro del pasado hasta nuestros días

La Plaza de San Pedro en sus inicios era rectangular, sin la columnata que vemos actualmente; pero este espacio se modificaró porque el sonido del discurso del Papa se perdía y no conseguía su objetivo: acoger a los feligreses.
Por otra parte, el conjunto de las 284 columnas tiene además una doble función, que el sonido envuelva a todos los oyentes y también transmitir la seguridad del interior del corazón del Vaticano, es decir, que los “brazos” de San Pedro te acojan y te sientas protegido en su interior.
Añadir, que en ambos lados de la columnata tenemos 70 santos, con un total de 140 santos que protegen la plaza desde la parte superior y en la parte central de la plaza encontramos el testiguo mudo de la muerte de San Pedro, un obelisco utilizado en época de Nerón en el estadio de Gaio y Nerón; junto con dos fuentes en los laterales para que la plaza quede completamente simétrica.
Si quieres conocer todos los detalles de Basílica de San Pedro del Vaticano, además de los de la muerte del santo, junto con las técnicas arquitectónicas de Bramante, Rafael y Miguel Ángel en la basílica más relevante del catolicismo y los secretos de Bernini en la plaza de San Pedro, no dudes en ponerte en contacto con nosotros sin ningún tipo de compromiso haciendo clic aquí.
Recibe un cordial saludo de nuestro equipo.

3 comentarios

  1. avatar

    […] Basílica de San Pedro: arquitectura, análisis e historia […]

  2. avatar

    […] por el puente más hermoso de la ciudad – el Ponte Sant’ Angelo – y también al Vaticano a través de un pasadizo amurallado (‘Il Passetto’) era posible resistir ataques durante meses […]

  3. avatar

    […] ya os comentamos en anteriores posts, la Basílica de San Pedro se encuentra en la Ciudad del Vaticano, un estado independiente dentro de la capital de Italia. En […]

Deja tu comentario

Your email address will not be published. All fields are required.